domingo, 21 de junio de 2009

Signos naturales y convencionales

a) Signos naturales

Son aquellos que poseen una relación fluida y directa (natural) con los fenómenos de la naturaleza o con ciertas situaciones humanas. Por este motivo, se dice que el humo es un signo natural del fuego, las huellas de pies humanos sobre la arena son un signo de que alguien pasó por allí, el arco iris es un signo de buen tiempo, las hojas amarillas que caen del árbol son signo de que llegó el otoño, las olas altas indican que el mar está embravecido.
La medicina, desde siempre utilizó los "síntomas" (signos) para leer los estados de salud de los pacientes: la fiebre como signo de alguna alteración interna del organismo, el dolor de muelas como signo de una caries...etc. También los estados emotivos de las personas se interpretan fácilmente a través de los signos del rostro y del cuerpo: enojo, duda, alegría, ira...
Para distinguir las diferentes etnias humanas se miran los signos físicos (naturales) de las personas: ciertas formas de los ojos nos indican el origen asiático de un individuo, el color de la piel y los rasgos del rostro designan su etnia.
En todos estos casos la relación entre el significante y el significado se establece por connaturalidad, por el origen propio y lógico entre ambos elementos. Esta es la razón por la cual se denominan "signos naturales."

b) Signos convencionales o artificiales

Son los que crean las personas o los grupos humanos con el propósito explícito de significar algo. De este tipo son, por ejemplo, los signos del tránsito, que se crearon con el fin de ordenar la circulación en las ciudades.
Los signos convencionales más antiguos, extendidos y utilizados por la humanidad, son los signos de los idiomas. Cada lengua posee sus propios signos convencionales (o artificiales). En todas las lenguas del mundo la relación entre los sognificante (las palabras dichas o escritas) y sus significados se hizo por convención, o sea, por un acuerdo. Sólo así es posible entenderse. Tomemos el término "perro". La idea o concepto de perro (=significado) es igual en cualquier idioma; no así los significantes, que son variadísimos: dog (inglés), chien (francés), cane (italiano), hund (alemán), cao (portugués), etc.
La mayoría de los signos que utilizamos a diario son de carácter convencional. La gente ya se acostumbró a ellos: las banderas, los uniformes, los logotipos de marcas comerciales, los símbolos...
Además de esta división entre signos naturales y convencionales, existen otras clasificaciones. Ellas dependen de la perspectiva desde la que se considera el signos. Por ejemplo, se pueden catalogar los signos teniendo en cuenta los sentidos que los captan; así tendremos signos visuales, auditivos, táctiles, olfativos y gustativos. Cualquier clasificación representa un punto de vista y, por lo tanto, utilizar una u otra depende en gran parte de la utilidad que nos ofrece.








1 comentario:

  1. Muchas gracias por compartir este tema no soy precisamente su alumna pero andaba buscando informacion sobre signos naturales y aprovecho para seguirlo si gusta tambien puede hacerlo apenas hice mi blog.

    ResponderEliminar