domingo, 21 de junio de 2009

El signo no lingüístico o semiológico

El crítico y semiólogo francés Roland Barthes, que vivió entre 1915 y 1980, fue uno de los intelectuales que intentó utilizar los conceptos de la Lingüística saussureana para el análisis de otros signos no lingüísticos que de aquí en más llamaremos semiológicos.
Según Barthes, los signos semiológicos también están compuestos por un significante y un significado. Por ejemplo un auto de determinada marca (significante) significa un determinado status social (significado); los espagueti se asocian a la cultura italiana, etc. Los objetos, imágenes o gestos funcionan como significantes del signo semiológico, ya que remiten a un significado que puede ser dicho a través de ellos.
La diferencia principal con los signos lingüísticos es que muchos significantes de los signos no lingüísticos -como el auto y los espagueti que vimos en el ejemplo- son, además y principalmente, objetos de uso. Como consecuencia, en el marco de una sociedad, todo objeto de uso puede llegar a ser el significante de un signo. Cualquier abrigo, por ejemplo, sirve para protegernos del frío. Pero en nuestra sociedad no significa lo mismo usar un tapado de piel, una campera de cuero o un poncho.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada